Alergia y animales, una combinación complicada

alergia animales

Para una persona que tenga alergia al polen puede que tener un animal en casa no sea un problema. Pero si se tiene alergia a los perros o a los gatos, convivir con una mascota de esta especie puede estar completamente contraindicado. Como siempre, lo más recomendable es consultar con el médico cada caso en concreto, aunque es posible que una persona alérgica no siempre pueda controlar el estar en una casa con un animal que le cause alergia (imaginemos, por ejemplo, que esta persona va de visita a casa de unos familiares que viven con un gato).

En este caso, lo más recomendable es seguir una serie de consejos:

-Impedir que el animal entre en la habitación en la que va a estar/dormir la persona afectada.

-Higiene máxima: aunque sea muy complicado, hay que intentar eliminar el pelo del animal y el rastro que va dejando. Una buena idea puede ser pasar el aspirador, barrer y sacudir mantas, cojines y demás objetos del hogar.

-No jugar o hacer que el animal se mueva demasiado dentro de casa, para evitar que suelte partículas alérgicas (en ocasiones, la alergia está provocada por la “caspa” del animal, más que por su pelo)

-Poner en marcha algún aparato que sirva como purificador del aire de la casa

-La persona alérgica puede utilizar algún tipo de producto o medicamento indicado para controlar la alergia a los animales.

Ante cualquier duda, repetimos que lo más recomendable es consultar con un médico.

Localiza tu farmacia MEJORAL más cercana MAPA FARMACIAS