Factores ambientales que influyen en las alergias

alergia

Aunque se tiene a la primavera como una de las estaciones más temidas de los pacientes de algún tipo de alergia respiratoria no tiene por qué ser así. Ya hemos visto con anterioridad que también existen alergias no estacionales (como la rinitis crónica, por ejemplo), así que el verano también puede afectar a los pacientes con alguna alergia de este tipo.

Los factores ambientales también afectan en verano. Aunque la presencia de polen, por ejemplo, suele ser más virulenta durante la primavera es recomendable que los afectados por este alérgeno no deben descuidarse durante la época estival. En la web polenes.com, del Comité de Aerobiología, se pueden consultar los niveles de concentración de este elemento en España cualquier día del año. También existen aplicaciones para los smartphones que pueden ayudar también a llevar el control.

Hay que tener en cuenta que durante la época estival se tiende a pasar más tiempo al aire libre, lo que hace que el contacto con los factores externos que influyen en la alergia pueda ser mayor o más continuado. Este tipo de alergias (las producidas por elementos ambientales) son las más frecuentes en la población.

Un factor externo que también provoca alergia y que no es tan “famoso” como el polen o el olivo es el moho, un elemento que puede ser frecuente en la cotidianidad durante las épocas de primavera y verano debido a las condiciones meteorológicas. Este tipo de alergia provoca una rinitis que puede confundirse con un resfriado o una gripe común, por lo que conviene acudir al médico si los síntomas no desaparecen en unos días para que nos confirme de qué se trata. Aunque como siempre decimos este consejo es recomendable para cualquier tipo de síntomas alérgicos.

Localiza tu farmacia MEJORAL más cercana MAPA FARMACIAS